El horizonte temporal de UPyD


Después de dedicar algún tiempo a presentar y justificar nuestra iniciativa, ha llegado el momento de hablar de otras cuestiones. Nuestra legitimidad creo que ha quedado clara. No es mi intención seguir en un debate estéril, intentando convencer a quienes no quieren o no les interesa que existamos, de que tenemos derecho a expresarnos y razones para hacerlo. A partir de aquí, quien no le guste o no le interese lo que decimos tiene dos posibilidades: o ignorarnos o, si cree que no es lícita nuestra actitud, reclamar por las vías que estime convenientes. Les sugiero no obstante que sigan leyéndonos, ya que en democracia y en la vida real se aprende mucho más de escuchar a quienes no piensan igual, que de quienes sólo se adhieren incondicionalmente. Voy pues a hablar de otra cosa.

Han sido varias las veces que he escuchado de Rosa que nuestro partido tiene “fecha de caducidad”. No ha sido una confidencia, sino expresado ante decenas de personas. La primera vez que lo oí no le di mayor importancia, pero al repetirse, la última vez el 28 de marzo, me dio qué pensar. ¿Por qué? ¿Qué se puede deducir de esa afirmación?

Como primera opción, cabría pensar que nuestro partido existe para regenerar la democracia y que, una vez que se haya conseguido esto, debería desaparecer y dejar libre el camino a los partidos preexistentes. En principio no es una mala idea, pero no resiste un análisis en profundidad. La regeneración de la democracia no es un proceso de manos limpias, pasado el cual podemos irnos todos a nuestra casa. Los ciudadanos siempre debemos ser vigilantes y aún más, activos defensores de la limpieza, sensatez y legitimidad en la acción política. Si UPyD acomete esa función, la prudencia y la lógica aconsejarán su permanencia y no su desaparición.

Si la caducidad de UPyD se deriva de que es un partido instrumental, creado para cumplir una determinada función transitoria o para obtener un determinado fin, creo que es exigible conocer de qué finalidad se trata. Así deberíamos haberlo sabido todos desde el principio, para tomar la decisión de embarcarnos o no en una nave con destino concreto. Especialmente si ese destino fuese la disolución dentro del mapa político preexistente.

Sin embargo, por encima de cualesquiera otra consideraciones, al ser UPyD un partido político y estar formado por miles de personas, las decisiones acerca de sus fines y de su posible caducidad corresponden a la Asamblea General de Afiliados. No es de recibo, ni es legítimo, que un grupo fundador marque una finalidad y una fecha de caducidad a un partido político, sin dar cuenta de ello y sin obtener el refrendo explícito de la Asamblea, que debería colocarlo incluso en los propios estatutos. Pero es que incluso el grupo fundador, al cual pertenezco, no tomó ninguna decisión al respecto. ¿Por qué dice eso Rosa? ¿Se trata de su opinión personal o toda la Dirección la comparte? ¿Tiene algo que ver con el monolitismo que se nos impone desde arriba? Tal vez deba ser una de las cuestiones a refrendar o reconsiderar en el próximo Congreso.

Por mi parte, creo que la misión de UPyD trasciende la de ser un partido con un fin temporal y por tanto con fecha de caducidad. El bipartidismo que tenemos en España hace que ambos partidos mayoritarios se vean entre sí como el enemigo a batir, ya que el triunfo de uno es siempre en detrimento del otro. Así, se crea un sectarismo que impide que ambos partidos puedan llegar a acuerdos cuando son necesarios por el bien común. La existencia a largo plazo de un tercer partido nacional rompería esta insana situación. Serían posibles coaliciones de dos entre tres, de tal forma que la cultura política del diálogo se impondría a la del sectarismo actual. UPyD podría ponerse como objetivo ser ese tercer partido. De hecho, si nos creemos nuestras continuas reivindicaciones de la transversalidad, esa es la vía natural, lógica y deseable. Y para ello es imprescindible la pluralidad y la democracia interna.

      Javier Carroquino Oñate
      Aragón - Zaragoza

3 comentarios:

Luís | 5 de julio de 2009, 13:07

Hay algo que no estas considerando con rigor al margen de tu ponderada, serena y equilibrada reflexión. Los Sres. “dueños” por okupación de la propiedad - UPYD ; ¿intelectual? -, no son demócratas, no es posible sentir la democracia ni la necesidad de contribuir a su regeneración cuando se persigue con saña, cuando se fustiga ilegalmente a quienes realmente hemos venido a contribuir en su recuperación y se nos persigue por practicar los derechos que nos otorgan los estatutos como afiliados a pesar de que upyd es lo que es , gracias a nuestros esfuerzos. Estos sres. Okupacionistas , traicionan principios constituyentes – ilegalidad estatutaria que merece revisión jurídica incluso en Bruselas -, deslealtad con los compañeros, deslealtad con los avalistas intelectuales - Boadella, Savater, etc... -, deslealtad con los principios éticos , morales, jurídicos... etc, etc., ....que abandonan y desprecian nuestros dirigentes
Seamos claros Carroquinio , ¿ son demócratas los actuales dirigentes de upyd ?; ¿ es posible entenderse, pactar, razonar, un proyecto político compartido entre demócratas y sus antagónicos ; entre quienes defienden las libertades, la participación y los reaccionarios que los persiguen ?. Aquí hay solo una disyuntiva que no es otra que deslindar la propiedad o tutela de este proyecto. En este partido hay un compromiso fundacional que no es otro que trabajar para regenerar libertades, las listas abiertas, modernizar la débil democracia desde el parlamento español. En el corto espacio de vida del partido nace una evidente división ante la contradictoria gestión totalitaria que traiciona los principios esenciales del proyecto. Como consecuencia, aflora un grupo crítico que reclama gestión democrática y respeto al proyecto cuyas demandas son contestadas con la expulsión y el “destape” de un grupo represivo interno orquestado por la dirección para fagocitar todo atisbo de critica. ¿ De quién es este partido a tenor de lo que se pacta estatutaria mente el día de su fundación ?, ¿ de los que reclaman respeto al compromiso fundacional o de quienes lo traicionan ?, ¿ qué tribunal es competente para deslindar esta deslealtad, estas ilegalidades que traicionan estatutos, que sancionan desde comités que dan la espalda a los derechos estatutarios de los afiliados, a los derechos del marco constitucional español ; tribunal español, europeo, ambos, ?. Esta y no otra es la cuestión, lo demás son pamplinas de las que se ríen estos engolados dirigentes de pacotilla como su propuesta democrática de nueva ola, eso que llaman nuevas formas de hacer política - con látigo... -. Solo falta reunir a los que estamos para reclamar una propiedad que nos pertenece en igual medida que a los que nos expulsan ilegalmente con la diferencia que unos reclamamos respeto a nuestra esencia y otros la burlan, para exigir una gestión consecuente con los principios fundacionales, solo nos falta unirnos, identificarnos, organizarnos para defender sin desfallecer unos derechos nuestros como fundadores y defensores del proyecto sin permitir expulsiones dictatoriales por ilegales, injustificadas y arbitrarias . Una vez más tenemos que luchar por las libertades.
Saludos cordiales y animosos
otro pepito grillo

vincha | 7 de julio de 2009, 18:54

Me alegra encontrar a alquien de Zaragoza ( Corraquino), por lo que voy a contar.
hace ya meses vi en la WEb de UPYD una seccion en el mapa de la Web sobre financiaciaciòn. Si, LA TESORERIA DEL PARTIDO. Y me dije al fin alguien que presenta cuentas. Entre y no ponia NADA. ante mi extrañeza envie en comentario sobre la importancia del respeto a las cuotas de los militantes y la importancia en este sistema de dar cuentas y tenerlas claras, y comentaba como en la Zaragoza de 1979 , apenas a los dos meses de las primeras municipales, se habia desatado el escándalo de las comisiones de Roldán con la adjudicaciòn de los mataderos municipales, y la financiacion de campañas del Psoe.¿ciuanto tiempo?. NO, ERA EL PRINCIPIO.tARDARON EN CONTESTAR. lUEGO ME DIJERON QUE LAS CUENTAS ESTABAN EN LA aUDITORIA DE CUENTAS. y seguido desapareciÓ la secciòn de FINANCIACIÓN.
Pense ya estamos como siempre.Estos tambien son igual.

La democracia interna empieza por la claridad del dar las cuentas PUNTUALMENTE.
Me temo que la gente que quereis algo distinto, hayais descuidado este punto, no hayais presentado batalla a tiempo y luego empieza a pasar lo que ha pasado. En estas covachuelas de las tesorerias se crian los enemigos de lo público.
Si teneis una idea concreta sobre este tema me gustaria saberla, para empezar a creer de nuevo , una vez mas, que la gestion democrática y patricipada es posible.
jaime

Menruitin | 9 de julio de 2009, 14:33

Hola, estoy Sorprendido por la Frescura en UPYD ¡Vivan los Rebeldes! Estamos hartos, muy hartos, del Secuestro de la Soberanía del Pueblo por los partidos verticales. Estoy Frito porque Venga la Democracia para participar. Lo llevo en la sangre desde niño. En esta democracia monárquica si no te invitan desde el PODER, sólo tienes derecho al pataleo ANÓNIMO. Esta es la Soberanía que se nos permite. ¡¡¡QUÉ ASCO!!!

Miguel López Gaspar
menruitin@hotmail.com