Acuerdo de mínimos


Aunque éste es un artículo personal, por lo que ya hemos hablado no creo que sean muchos de mis compañeros, los conocidos y los no conocidos, los que se negaran a apoyar lo que a continuación escribo. En cualquier caso para torquemadas profesionales o aficionados, exclusivamente, soy yo quien firma esta opinión.

Partiendo de la base de que no somos un grupo homogéneo, en cuanto a afinidades políticas previas, historial político de participación, procedencia geográfica, etc., estos puntos en los que creo coincidimos, bien podrían valer, sin estar cerrado a cualquier mejora, para un acuerdo de mínimos entre los diversos grupos de afiliados que desde diversas iniciativas, comienzan a organizarse (así me consta), por no estar de acuerdo con la deriva que nuestro proyecto está tomando, alejándose de los acuerdos iniciales desde hace ya algún tiempo.


Insisto en que se trataría de un acuerdo de mínimo y en el que debería caber cualquiera que no se acerque a él con intención de anteponer el interés personal sobre el del proyecto que en definitiva, es LO QUE NOS UNE:


ANÁLISIS PREVIO
  1. Se ha pervertido el sentido de la palabra "Confianza", generalmente aceptado por todos inicialmente, tornado lo que era un determinado alto grado de delegación de poder y toma de decisiones en la dirección del partido, en lo que tiene toda apariencia de una extralimitación del uso del mismo por esa dirección, lo han convertido en abuso de confianza.
  2. La mencionada confianza tenía como contrapartida una gran participación de los afiliados, junto con unos niveles de transparencia (primarias, gestión, toma de decisiones, económica, etc.) "desconocido en la vida política española", alguien dijo, ... ¡y tan desconocido! Este compromiso no se ha cumplido. Es más, por parte de la dirección se ha ocultado a la afiliación, decisiones y acuerdos que afectaban a los afiliados, además de enterarse por la prensa de decisiones que debiendo haber sido tomadas y/o refrendadas por órganos colegiados, se habían decidido de forma "personalista"
  3. De una forma perversa, se ha sustituido la lógica lealtad a los principios y al Manifiesto Fundacional por una fidelidad cuasi sectaria a la persona del líder.
  4. La participación del afiliado se ha circunscrito, por definirla de una manera gráfica, a la de "pitufo currito": repartir o buzonear publicidad; asistencia a actos del partido; pegada de carteles, pagar las altas cuotas, asistir a los cuantiosos homenajes que "nos rendía el partido", previo pago de un mínimo de 30,00 €; movilizarnos para aplaudir a nuestros líderes. Y respecto al trabajo realizado, se ha exaltado la dedocracia frente a la meritocracia y el reconocimiento del trabajo y el compromiso.
  5. El necesario régimen disciplinario del partido, en vez de elemento disuasorio y para ser usado con la mesura y justicia lógicas en un partido que se define como regenerador y transversal, en defensa de los principios y fines que UPyD proclama, se ha usado impropiamente como arma represora, de exclusión y eliminación del discrepante. Esto es, contra lo que marcan nuestros propios Estatutos.
  6. Lejos de practicar uno de nuestros más claros principios. "Todos los españoles somos iguales en derechos y obligaciones y ante las leyes, ..." En UPyD, mismas acciones han tenido una reacción muy distinta, dependiendo de quien era el afiliado implicado. Hemos observado que la aplicación, o no, y la dureza, o no, de nuestro reglamento disciplinario, por quien puede hacerlo, depende la cercanía del implicado a la dirección o del nivel de simpatías que goce de ésta.
  7. Las relaciones humanas en el partido, se han pervertido hasta el punto de ser puramente "instrumentales" y han sido sustituidas por relaciones de dominantes y dominados; aunque partieran del más pregonado "hermanamiento": usadas, exprimidas y sacado todo su jugo, se arrojan, como un "clinex" usado, a la basura.

ACUERDO DE MÍNIMOS
  1. Defensa plena y total de nuestro Manifiesto Fundacional. Aunque algunos aportáramos algún matiz, y todos lo hicimos nuestro, es, no cabe duda, la obra cumbre de Fernando Savater, en cuanto a pensamiento social y político, y una pieza básica para una política moderna, dirigida a conseguir la regeneración democrática. Importante: creer en él.
  2. Hacer efectivo, tras el Congreso, el Art. 7.5 de la Ley Orgánica 6/2002, de Partidos Políticos: "Los estatutos deberán prever, asimismo, procedimientos de control democrático de los dirigentes elegidos." Una mayoría cualificada de afiliados afectados, o de sus representantes, deben tener la facultad de remover de su puesto a cualquier dirigente local, comarcal, provincial, autonómico o nacional que a juicio de éstos no cumpla satisfactoriamente su función.
  3. La democracia no se engrandece por haber sido elegido por muchos, sino porque esos muchos tenga opciones reales entre las que elegir.
  4. Por coherencia y porque es posible, la democracia interna del partido, salvaguardado un legítimo pero, sobre todo comprensible, razonado y justo principio de autoridad, debe ser bandera de nuestro partido como bandera de su incuestionable opción por la regeneración democrática.
  5. Por coherencia con nuestro principios, debe existir en UPyD, la más exquisita separación de poderes internos. En la resolución de cualquier conflicto interno (entre órganos de partido o de éstos con afiliados), salvo gravedad o urgencia a definir, se comenzará primero con el diálogo, reservando los expedientes y las medidas sancionadoras como última opción.
Seguro que son muchos los que en diferentes zonas de España, tratan de organizarse con vistas a dar una mínima batalla en el Congreso. Lamentablemente, el trabajo de zapa realizado por los que desean patrimonializar el partido como propio, ha surtido su efecto. Ninguna comunicación horizontal entre afiliados, ha sido posible. El leninismo sindicalista ha sido impuesto. Aquel que simplemente tratara de pregunta por esas vías de comunicación, ha sido inmediatamente acusado de disidencia, cuando no, de estar pagado por aquellos que desean acabar con el partido, e inmediatamente arrojado al foso de los iracundos chacales para ser devorado, empezando por su prestigio: "leña al mono hasta que escampe".

Pues bien, a algunos de nosotros, si la Ley no lo enmienda, han decidido dejarnos fuera, así que no tenemos nada que perder, en seguir adelante con lo que, por otra parte, entendemos totalmente ajustado a los Estatutos.
  • Si ellos no permiten la comunicación, algunos de nosotros la facilitaremos.
  • Si ellos no permiten el debate abierto de ideas, algunos de nosotros lo facilitaremos.
  • Si ellos no quieren que os organicéis a la hora de las candidaturas a delegados, algunos de nosotros os facilitaremos que os organicéis.
Sería bueno que los interesados contactárais con nosotros, enviando un email mediante el enlace de "Contáctanos", en la columna lateral derecha y facilitarnos vuestro nombre, ubicación y un teléfono fijo en el que contactaros, mejor el de casa.

      Juan Espino
      Madrid - Rivas

7 comentarios:

JUAN ARTERO ORTEGA | 31 de julio de 2009, 8:36

20090731 – Estimadísimo Juan, hace ya algún tiempo os hice una sugerencia vía foro sobre la necesidad de elegir presidente, portavoz y secretario por nuestra parte(me refiero al sector crítico), y diseñar una estrategia que nos permita alcanzar los objetivos que defendemos y por los que estamos peleando, y que no son otros que los que tú apuntas.

Vuelvo a repetir para que nos enteremos todos: es perentorio que nos constituyamos en asociación nacional, sobre todo por necesidades organizativas y estratégicas, y si alguno de nosotros no vislumbráis el por qué de esta necesidad, que se ponga en contacto conmigo y se lo contaré en privado, pues al adversario cuanto menos pistas le demos mejor.

Dependiendo del grado de chapuceo con que actuemos en un futuro, va a depender que podamos o no alcanzar nuestro sueño, que me atrevería a asegurar que es el sueño de una gran mayoría de españoles. Aunque muchos no os lo creáis, en nuestras manos esta.

Un abrazo para todos.

fernando garcia | 31 de julio de 2009, 10:27

Estimado Juan:
Entre todos los artículos escritos por tí, unos son muy cómicos, otros realmente preocupantes pero este es para mí el más logrado porque empezamos a ver el "día después" o tal vez "ratificamos el status quo" donde precisamos unirnos los que estamos sufriendo esta persecución que como bien dijera el compañero Carroquino, acaba con el sector mal llamado "crítico" antes del congreso. Dado que UPyD se permite el lujo de ser original y precursor de la persecución preventiva, hemos de pensar que los mínimos son fundamentales para que el Manifiesto Fundacional, que muy bien basas en el que ha sido un pilar ideológico, Fernando Savater, sobreviva.
Es más podrías ser más repetitivo en exceso invitando a todos los compañeros que aún no entienden de los riesgos de nuestra expulsión en el seno del partido alardeante de Regeneración Democrática a recibir información de forma más directa sin filtros, sin la amenaza de un expediente. El que se informa, no resulta engañado.

Josefina Fraile | 31 de julio de 2009, 11:44

¡Bravo! Ya me estaba empezando a inquietar la tardanza en dar este paso. Sin la debida organización de las fuerzas críticas entorno a los mínimos que señalas, nuestra incidencia en el congreso habría sido nula. Y nuestros esfuerzos perdidos. Considero que dada la dispersión de todos nosotros a lo largo y ancho del país, crear una estructura asociativa, como propone Juan Artero, puede ayudar a canalizar de forma eficaz esas fuerzas, siempre que sea puramente instrumental para estos fines, de lo contrario nos embarcaríamos en cuestiones que nos harían perder un tiempo precioso del que ya no disponemos. Saludos. Josefina Fraile

Conciencia | 31 de julio de 2009, 17:25

Estimados miembros de la web estaNOeslawebdeUPyD:

Me parece fantástico que hayáis dedicado un artículo completo al llamamiento de la militancia con el fin de organizarnos. Ahí está la clave y ahí está el futuro, en la organización. He de decir que la palabra "críticos" no es bien acogida por los afiliados "descontentos" o "conscientes" de la situación, les da la sensación, a priori, de que es un grupo de personas que buscan más arañar que mejorar, aunque, evidentemente, es justo lo contrario.

Soy partidario de que todos los afiliados desgastados por la impotencia que hemos sentido durante todo este tiempo ante el "poder establecido" a dedo y seamos conscientes de las barbaridades e incoherencias que se han estado llevando a cabo, nos aunemos fuerzas para poder defender lo que, en esencia, todos defendemos y todo lo que criticamos.

Creo que es importante que el grupo de esta web sea capaz de abarcar lo más ampliamente posible al sector descontento, ya que no se conseguirá nada si cada afiliado pretende ir al congreso por su cuenta.

Algo a lo que también se le debería dedicar algún artículo es al tema de los delegados: elección, responsabilidad y fuerza en el congreso.

Por último, os apoyo una vez en esta iniciativa imprescindible no ya solo para UPyD, si no para toda la sociedad española.

Un saludo a todos.

Ánimo compañeros

pinocho | 1 de agosto de 2009, 15:19

Me ha sorprendido no se haya tomado esta medida antes pero supongo que tenéis la información para elegir el mejor momento.
Sugiero hacer grupos de trabajo por C.Territoriales a fin de aglutinar sin riesgos de expulsión las personas que como nosotros desean recuperar los principios fundacionales sin despreciar hacer mítines callejeros perfectamente orquestados y legalizados.
mucho ánimo ¡¡¡¡

Funes Memorioso | 2 de agosto de 2009, 21:58

Buenas tardes,

Dos preguntas:

1. ¿Se conoce ya la composición de la Comisión Electoral? (según la página oficial de UPyD sobre la última reunión del CP, ya se habrían designado al menos cuatro).

2. ¿Se conoce a día de hoy el dato definitivo del censo? (la fecha teórica era 31 de julio)

Saludos cordiales.

Bárbara Paraula | 2 de agosto de 2009, 23:54

¿Te imaginas Juan, que realmente hubiese bastante gente que te mandase ese mail?