El partido que quisimos crear (II)

Terminaba la anterior entrada de esta línea con el siguiente párrafo:

    "Nada de eso, no es un discurso de Rosa Díez, ni una reflexión de Fernando Savater, ni una pesadilla de Carlos MG. Es sociedad civil en funcionamiento, en su mayor puridad como podréis comprobar ..."
... Y ahora los podréis comprobar. El texto que figura en la anterior entrada, es el texto principal, los doce puntos condicionantes que un grupo de ciudadanos, sociedad civil pura y dura, presentamos a la sociedad española, cuando aún UPyD o PlataformaPRO, no dejaba de ser una quimera en la mente de todos, allá por febrero-marzo de 2007, plasmando todo en el Manifiesto Cívico por la Regeneración Democrática.

Lo hicimos desde el alojamiento de la web de Basta Ya, porque este que suscribe el artículo, le propuso
a Rosa Díez la idea de crear un manifiesto realizado sólo por ciudadanos con el planteamiento de una serie de exigencias a incluir, como compromiso electoral, en su programa por aquel partido que deseara nuestro voto y el de todos los que suscribieran el manifiesto.

A Rosa le pareció interesante la propuesta, un primer borrador, y me dijo que, con su apoyo, se lo remitiera a Carlos Martínez Gorriarán –quien por entonces, seguro que aún suscribiría su artículo "La democracia en los Partidos"– que manifestó igualmente su apoyo y a partir de ahí, con la ayuda técnica de Juan Luis Fabo, pusimos en marcha un nuevo blog de Basta Ya: Regeneración Democrática
, hoy suspendido.

Digo pusimos, porque,
aunque la idea partió de mí, antes de realizarle la propuesta a Rosa, ya contaba, por deformación profesional y conocer mis limitaciones, con quien, aparte de aportar una inestimable ayuda, añadiría la necesaria forma legal. Además, fueron bastantes personas las que colaboraron en su redacción definitiva, especialmente blogueros de por entonces en los blogs de Rosa y Carlos.

Pues el resultado está ahí, en el
Manifiesto Cívico por la Regeneración Democrática que fue suscrito por muchos ciudadanos. Con posterioridad a él fueron reuniones, presentaciones, tertulias de sobremesa, y otras ocasiones con Rosa, Carlos y/o Juan Luis en las que hablamos inequívocamente del partido que queríamos y quisimos crear –transversalidad, regeneración de la sociedad y la democracia española, democracia interna, derechos de los afiliados, etc.– y, los que registraron a su nombre –y al de nadie más–, la fundación del partido en una notaría de Irún, nos hicieron creer que era el que estábamos creando.

Espero que algunos comiencen a comprender ahora por qué éste, hoy "oficialmente desleal" –los insultos "oficiales" han llegado hasta a denominarnos "delincuentes"(1)–, habla y escribe con algo más de conocimiento de causa que muchos otros(2), sobre las ideas y conceptos que estaban en la génesis del partido que quisimos crear.

Es cierto que nada de lo anterior me atribuye mayor credibilidad que a Rosa, a Carlos o a Juan Luis, ni lo pretendo. Porque para aquel que no esté cegado por el sectarismo, los hechos, son vitales y en hechos, no en opiniones, me baso. El texto que sigue es la declaración de principios incluida en el mencionado Manifiesto Cívico por la Regeneración Democrática:

    "Este documento ha sido realizado por un grupo de ciudadanos con o sin adscripción política declarada que, aunque votantes habituales de diferentes opciones políticas (PP, PSOE y otros partidos), sí coincidimos en que, en el ejercicio de nuestros derechos cívicos, estamos legitimados para considerar la decisión de nuestro voto como un acto reflexivo, alejado de actitudes cuasi religiosas que conlleven el seguidismo ciego a siglas o líderes, sean aquéllas y éstos cuales sean."
He resaltado en negrita parte del párrafo para llamar la atención de aquellos que por ignorancia sobrevenida, inducida o de nacimiento, se consideran legitimados para lanzar la insostenible afirmación de que los que hemos cambiados somos los que, como último recurso, optamos por denunciar la deriva de UPyD hacia un caudillismo incompatible con sus principios. Como se puede comprobar en el mencionado texto, por aquella época ya existía socialmente un compromiso de transversalidad al igual que detectábamos el culto al líder como uno de los mayores peligros para la democracia en los partidos.

Para concluir, veamos el texto de la justificación del Manifiesto:

    "Transcurridos 30 años desde su instauración, constatamos evidentes y notables deficiencias en nuestra democracia que provocan climas políticos como el actual, nada deseable para el conjunto de los españoles. Por ello planteamos a los que, en las próximas elecciones generales, pretendan nuestros votos, unos compromisos básicos sin cuya expresa y pública aceptación, y manteniendo el respeto por sus legítimas propuestas, orientaremos nuestro voto en consecuencia.

    Estimamos que la situación, si no irreversible, es lo suficientemente grave como para que la movilización de los ciudadanos en defensa de nuestro futuro, el de nuestros hijos y el de España, justifique esta legítima llamada de atención a una impune clase política que, en nuestra opinión, ha confundido la lucha por el bienestar de los ciudadanos con un inmoral juego en el que casi todo vale con tal de perpetuarse en el poder, siendo jaleada por distintos medios de comunicación.

    Asumiendo la propia responsabilidad de los ciudadanos en todo ello y la imposibilidad de anticipar todas las respuestas políticas en situaciones tan cambiantes, sí creemos que existen diversas cuestiones, de gran relevancia, sobre las que tenemos derecho a obtener, previamente a las a las votaciones, determinadas certidumbres y compromisos claros por parte de nuestros políticos."
Se daban las circunstancias: una endogámica casta política cada vez más ausente de la sociedad; un Presidente de Gobierno empeñado en negociar con terroristas y volcado en la deslegitimación de la Nación Española, ninguneando a las victimas del terrorismo y a los ciudadanos; un colectivo social activado e indignado, arrancando motores; sólo faltaba quien liderara ese movimiento y apareció Rosa.
(Continuará)
      Juan Espino
      Madrid - Rivas

(1) Dicho por Carlos MG en Pamplona, acto de explicación del Congreso ante afiliados y simpatizantes (hay testigos).
(2) Porque la mayoría de los que podían hacerlo con igual o mayor conocimiento, están interesados en silenciarlo.


5 comentarios:

octavio | 27 de octubre de 2009, 21:50

Juan , hoy por hoy , vale mas intentar conseguir la amistad de un "desleal" como tú, que la lealtad de los que confunden esa palabra como sumisión y acatamiento.

Calas | 28 de octubre de 2009, 14:02

... y entonces aparececió Ciutadans (no Rosa; todavía no). Y Cs celebró su primera Asamblea. Y despues, su segundo Congreso con una lista llamada Regeneración Democrática. Tan del agrado resultó el nombre al apetito político de Rosa, que a los integrantes de la lista de Regeneracion Democrática les invitó a sumarse al nuevo proyecto en ciernes de UPyD. Eso se llama 'ir a pescar en banco ajeno' porque los integrantes de Regeneracion Democrática todavía formaban parte de otro partido, Cs. Y, sí, se "daban las circunstancias: una endogámica casta política cada vez más ausente de la sociedad; un Presidente de Gobierno empeñado en negociar con terroristas y volcado en la deslegitimación de la Nación Española, ninguneando a las victimas del terrorismo y a los ciudadanos; un colectivo social activado e indignado, arrancando motores; sólo faltaba quien liderara ese movimiento y apareció Rosa" sic Juan Espino.

Pero el liderazgo nació con maneras propias del mejor y mas hábil practicante de 'espionaje industrial' . Espionaje Politico, en este caso. No solo se copíó la fórmula de Cs, sino tambien su probado éxito. El riesgo de montar un nuevo partido de ambito nacional dejaba de existir porque Cs ya había probado su viabilidad politica. El camino quedaba despejado para un salto calculado a la arena nacional. Y entonces, solo entonces, llegó Rosa.

Juan Espino | 29 de octubre de 2009, 11:11

Octavio, yo también te quiero mucho. Gracias.

Calas, sin pretender pontificar, mi opinión discrepa algo de la tuya. C's, a finales de 2006 era una una gran esperanza en el resto de España, pero con muy poca repercusión política en el "aparato", que también lo tenía. Creo que Rivera estaba por la labor, o simuló muy bien estarlo, como demuestra el apoyo de la mayoría de los madrileños uy otras agrupaciones no catalanas, Latin Reds y Andina incluidos. Pero finalmente, el necesario apoyo de Carreras, condicionó al ostracismo catalán al partido. Pudo ser, debió ser, pero no fue.

Espero que en el caso de UPyD podamos decir: Pudo ser, debió ser y, finalmente, afloró inteligencia y grandeza suficientes para que fuera.

imerida49 | 29 de octubre de 2009, 19:33

Perdona Juan pero yo añadiría al titulo...
y no pudimos. Saludos Ignacio

Josetxo | 3 de noviembre de 2009, 21:58

Deberíamos tomarnos más enserio lo que significa este partido para los españoles, ni más ni menos que una alternativa a los grandes bloques de partidos políticos, en este momento des quebrantados por la corrupción y los bandazos de unos y otros.

Dejémonos de descalificaciones y organicémonos de una vez portadas.

No existen topos, ni frikis, ni ladrones de posiciones, ni fantasmas que pretendan destruir UPyD, y mucho menos a nuestra líder indiscutible Rosa Díez, lo que si hay es un miedo atroz a que nos ganen posiciones dentro del partido por personas con valía democrática, dicho de otra manera, con principios básicos democráticos, tan añorados en este país, por eso nos afiliamos y construimos este partido con la más digna esperanza de regenerar la política tan corrupta y desprestigiada de esta santa nación que es ESPAÑA. (DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS CLUP SIGLO 21)

Mucha gente, muchísima gente como yo que luchamos en este país por las libertades con precios demasiados elevados, incluso con la cárcel, y no me avergüenzo de ello, me avergüenzo de la corrupción, las descalificaciones, de la vejación política la que estamos siendo sometidos en estos últimos tiempos, sin que nadie, absolutamente nadie, ponga freno a este desastre, ni siquiera la justica, que navega sin rumbo, a merced de los políticos.
Empiezo a sentir un poco de de frustración, con respecto a lo que está pasando dentro del partido, guerras absurdas de poder, como si fuésemos imprescindibles, todos tenemos que colabora, reivindicar, opinar, criticar, y plantear oposiciones, porque no, a que tener miedo, a que venga otro mejor, que aporte más y mejor al partido, esto es lo que realmente interesa al partido. Lo que no interesa al partido es que ni al a democracia, es que expediente a diestro y siniestro a todo que no piense igual que nosotros, a caso no saben ustedes señores intelectuales, que todas las personas pensamos de manera diferente, aunque eso sí, el planteamiento y la forma sean la misma, civilizados y democráticos, lo que aquí parece ser que no lo tenemos mucho en cuenta.

Voy a hacer un rigurosísimo llamamiento a todos los responsables del partido, en nombre mío que no lo oculto por que soy un ferviente defensor democrático, y de muchos miles de personas, que esperan como agua de Mayo que este partido sea una alternativa seria, solida, demócrata, y un punto de referencia a seguir para los demás partidos políticos. Tenéis una oportunidad histórica de triunfar, como modelo de partido, en la política y en las urnas, o derrumbaros con guerras internas, que solo beneficiaría a los otros partidos políticos, y los ciudadanos que amamos las libertades y la democracia en toda su extensión, y que tantas penalidades nos costó a los Españoles, y observar ahora este espectáculo político sucio, barrio bajero, corrupto y degradante que nos muestras los medios de comunicación de los líderes políticos de este país.

Sean inteligentes por el bien de los españoles que quieren y desean un cambio en estos momentos tan cruciales. Queremos que se produzca un antes y un después, en esta joven democracia Española tan brutalmente maltratada, creo que merecemos otra cosa, otra forma de hacer política, sosegada, educada, respetuosa, con los demás partidos y personas políticas, quiero y deseo que se reencuentren todos y busquen una salida civilizada a esta bochornosa situación interna, de nuestra joven y prometedora formación política UPyD.

Saludos.

Josetxo.