Ante nuestro I Congreso

Cerrada la campaña electoral, es el momento de afrontar un hito trascendental para el futuro de nuestro proyecto político: el próximo I Congreso de UPyD. Es, sin duda y en opinión de muchos, donde se va a decidir qué va a ser este partido; si se constituirá como uno más al uso o si, por el contrario, y en conformidad con su vocación primigenia, se configurará como la realización de otra forma de hacer política.

Estoy en el proyecto desde casi su inicio, cuando nadie pensaba que íbamos a llegar al Parlamento y cuando todavía éramos muy pocos, la mayoría novatos en política: aún no se había iniciado la llegada de compañeros (y, entre ellos, muchos ex-lo que sea, con una experiencia política previa, algo quizás bueno y malo a la vez) que propiciaría el éxito de las elecciones del 2008, por el que casi nadie apostaba. Desde mi incorporación, como tantos de nosotros, he dedicado todo el tiempo, dinero y esfuerzo que he podido, a este proyecto, que me ha devuelto a cambio una compensación muy importante: conocer a algunas personas formidables que están en política primordialmente por un deseo honrado y sincero de mejorar la vida ciudadana y combatir la extendida corrupción política.

Personalmente, y por mi aversión personal al ejercicio del poder, nunca pretendí ni acepté puesto en ninguna coordinadora, lo cual no es óbice para que aportara mi trabajo como si lo hubiera tenido. Acepté integrarme en nuestro Consejo Político nacional porque, equivocadamente, creí que sería un órgano elegido democráticamente por todos los afiliados y donde se discutiría abiertamente de política, un órgano no ejecutivo donde podría aportar y aprender. Y, sobre todo, acepté porque en Granada los representantes a dicho Consejo fuimos elegidos por votación democrática en asamblea oficial de afiliados, donde se votó una lista abierta en la que todo afiliado que quiso pudo figurar (y de hecho, sanamente, hubo más candidatos que puestos a cubrir, y todos, coordinador provincial incluido, se sometieron a votación secreta).

Sin embargo, y a pesar de que en Granada, en esos inicios, los que llevábamos el partido fuimos escrupulosos en garantizar su impecable desarrollo democrático, al crecer UPyD fue incurriendo en conductas que me han parecido inapropiadas, estándares en cualquiera de los otros partidos, pero no en el nuestro, que nació precisamente para combatirlas. Así, por ejemplo, se han impuesto mecanismos de funcionamiento no democráticos, también en los sitios donde se había logrado funcionar correctamente desde el principio y sin problema alguno; se ha llegado incluso a expedientar a algunos compañeros, con procedimientos en que no se han respetado sus derechos establecidos.

Por ello, tras el último Consejo Político del 28 de marzo, abandoné la militancia activa en el partido. Se me empujó a hacerlo, pues el haber votado a favor de las enmiendas al borrador de Reglamento oficial hizo que, fulminantemente, se me cesara en mis responsabilidades en el partido, ya que "se había perdido la confianza depositada en mí" . Y ello me confirmó que la libre crítica a la dirección, expresada en mi aportación de enmiendas al borrador oficial y mi voto favorable a ellas, como consejero político, está proscrita.

Algunos compañeros me han convencido para que, por lo menos hasta después del Congreso, no me dé de baja, pues ellos confían en que éste, soberano como debe ser, reconducirá la organización del partido y la hará democrática y eficaz.

Bien, aquí sigo. Para ese Congreso, votaré como delegados a los que apuesten por esa renovación, y los apoyaré activamente. Por eso, estoy colaborando con un grupo de compañeros que, conservando la esperanza, afrontan con energía el reto del próximo Congreso. Es un grupo transversal, en el que, afortunada y sanamente, las opiniones no son ni uniformes ni monolíticas, salvo en un objetivo común: la regeneración de UPyD, o Regeneración magenta, para conservarlo fiel a su Manifiesto Fundacional.

Por todo ello, nuestro Manifiesto colectivo o Declaración de Principio, entendemos que asumible por la práctica totalidad de los afiliados, se inscribe plenamente en el fundacional de UPyD.

Porque nos unimos a un UPyD que nació con ese Manifiesto Fundacional, al que debemos pues remitirnos todos, pero cuyo espíritu, en nuestra opinión, se contradice con ciertas prácticas que deben ser evitadas.

Esforcémonos, unidos, en preservarlo.

    Mª Cruz Boscá
    Andalucía - Granada
    Blog: http://www.Notabilia.es

13 comentarios:

Conciencia | 15 de junio de 2009, 15:24

Enhorabuena, Mª Cruz, por tu escrito. No se entiende la democracia sin límites al poder. Y, está demostrado, el auto-control no es viable.

Salvemos UPyD

Un saludo.

Lois | 15 de junio de 2009, 19:23

¡Plas, plas, plas!

Buena presentación. Apostaría que el aparato no se va a dignar a contestar. Por un concepto sui géneris de la dignidad, quiero decir; no por que no tenga respuesta, que no con solo una versión de parte no lo puedo saber. Pero esa no respuesta ya os da muchos puntos. En la medida en que consigáis visitas, que esa es otra.

Al final puede que salga algo bueno. Puede que el suficiente número de gente vea que las formas de ahora (y las que apuntan como futuras) no son formas. Yo lo dudo mucho pero ...

Y una nota constructiva. La mayoría de los que se acerquen por aquí, probablemente ya parten de una preocuación o mosqueo previo. No me parece tan necesario, en ese caso, explicar lo que está mal. Quien más, quien menos, todos lo vemos. Me parecería mucho más útil (para todos, e incluso para pillar silla), empezar con las propuestas para que lo que no debería de estar pasando, no pueda pasar en caso de que triunféis.

Funes Memorioso | 15 de junio de 2009, 21:16

Mucho ánimo, María.

A Lois (por su comentario de ayer):

"Veo que los del foro se lo han montado en otro sitio, y que tiene 16 miembros. Problema resuelto."

Que se abran y cierren foros en internet es parte de la vida. Que sea la Dirección de UPyD quien ordene cerrar uno en funcionamiento tiene consecuencias muy graves. Tanto que abrir uno nuevo y participar en él -actos normales entre adultos que comparten proyecto y deciden trabajar por una causa común- se convierten en signos de disidencia, en tomas de partido frente a la dirección. Esto es lo que resulta absolutamente anómalo. Al afiliado o simpatizante sólo le queda someterse o resistir, aceptar el desmán de la dirección o rebelarse. Un acto inocente, natural, ordinario en democracia se convierte en una declaración de principios o, como usted dijo ayer, hasta quizá de guerra. Precisamente por eso, y contra lo que usted defiende, la apertura de un nuevo foro no resuelve el problema. En modo alguno.

Que usted vea oportuna la purga de la firmante del artículo de hoy, realizada el mismo día en que presentó las enmiendas al reglamento del congreso, sencillamente me asombra. ¿No le desazona pensar que esa persona quizá conservaría hoy su cargo si en la reunión del Consejo Político hubiera guardado silencio?

Lucio Quincio. | 15 de junio de 2009, 21:43

Ya empieza la gente a rebelarse contra la casta política.

http://es.youtube.com/watch?v=2QzaV8iVX-0

www.lodicecincinato.blogspot.com

Lois | 16 de junio de 2009, 7:21

Saludos, Funes el Memorioso @ 15 de junio de 2009 21:16

Puede que me haya equivocado, porque en el sitio donde explican lo de ese foro y su cierre no dan detalles. He entendido que la dirección tendría justificación en su exigencia (por ejemplo que el foro estuviera usando / usurpando el nombre de UPyD). Porque en caso de no tener la dirección una fuerza de peso, me parecería lo lógico que los del foro le hubieran sacado un dedo a la dirección, y hubieran mantenido el foro abierto, al igual que mantienen en actual.

Así que he interpretado que pese a muchas protestas de democracia y similares, que siempre son muy fáciles de hacer, la cuestión de verdad era el uso de un nomre, o cualquier otro problema legal. Y la democracia no es que cada cual haga de su capa un sayo (por ejemplo con un nombre que es de todos -si ese fuera el caso). Así que donde tú ves el cierre de un foro, pudiera ser que se trate de un foro que jamás debería haberse abierto de esa forma.

Pero ya digo, eso es lo que he interpretado, a falta de una mínima explicación.

Y respecto a lo de "sobre mi cese", no sé qué decirte. Y además es más delicado ahora, puesto que empezamos el asunto en otro hilo, y ha acabado en un hilo de la protagonista de la historia.

La coincidencia en el tiempo es muy chunga, efectivamente, y huele fatal. Por otra parte las razones del cese, de lo que yo entiendo de la carta de MCB a JLF, a mi me parecen impecables. Al margen de que no hubiera ninguna mala intención, etc, etc, que yo no tengo por qué juzgar.

"¿No le desazona pensar que esa persona quizá conservaría hoy su cargo si en la reunión del Consejo Político hubiera guardado silencio?"

En efecto, me desazona. Y por muchos motivos. Por eso os leo. Por ver si salen propuestas concretas para que las cosas no sigan ocurriendo así.

Sigo esperando; tengo paciencia. Las declaraciones de intenciones son gratis. A la relación de casos chungos concretos le veo un interés muy relativo, y no pocos problemas. Puede derivar en discusiones larguísimas sobre detalles de culpas o inocencias, que a menudo resultan hirientes.

Por eso insisto. ¿Por qué no propuestas, en vez de quejas? Por ejemplo, ¿por qué no proponer la figura de un "Defensor del Afiliado", votado directamente por todos los afiliados, y con gran poder de control sobre los actos internos del aparato?

En fin, saludos.

Manuel | 16 de junio de 2009, 10:38

Buenos dias:

Muy de acuerdo con todo lo que dice usted, yo me di de baja en UPyD, cuando comprobé todo eso que usted dice y que era imposible cambiarlo dado el peso que tenian las actitudes cuasi-psoisticas de buena parte de la militancia, cosa lógica dada su procedencia.
Fijense que la elección para el Consejo de Dirección (el órgano que de verdad tiene el poder en el partido) se va a hacer por listas cerradas y bloqueadas. La supuesta transversalidad de UPyD, que fue una de las cosas que más me atrajo, se ha revelado una mera coartada para incautos. Cuando llegué a la conclusión de que esto era casi un PSOE-bis, me marché.

saludos

Conciencia | 16 de junio de 2009, 16:03

Saludos a todos.

Sigo viendo la necesidad real de un foro donde canalizar todos los comentarios que queramos hacer los lectores de esta web. Pero no un foro como los que hay ya abiertos, donde la gente escribe barbaridades, si no un foro digno y decente que se traten los temas que esta web resalta.

Un saludo y muchos ánimos, compañeros.

Funes Memorioso | 16 de junio de 2009, 16:53

Lois (16 de junio de 2009, 7:21)

"Las declaraciones de intenciones son gratis."

Ni una coma añado. Pero esto vale para todos. Por eso hay que vigilar en concreto -¿cómo si no?- que la promesa de regeneración democrática con que UPyD se lanzó a la arena pública sea algo más que ruido. Mal se compadece la propaganda con ciertas actitudes de la dirección(*).

Para dejarlo absolutamente claro: la violación de derechos -como el incumplimiento de acuerdos, reglas o leyes- nunca sucede en abstracto. Son acciones concretas las que los contravienen.

Saludos.

(*) Sobre el cierre del foro, y esto que dice:

"... el foro estuviera usando / usurpando el nombre de UPyD"
"Así que he interpretado que... la cuestión de verdad era el uso de un nomre, o cualquier otro problema legal."


Son detalles inevitables para evaluar lo sucedido:

El nombre del Foro era "Lo que nos une-Andalucía”.
Su dirección: http://www.foroandalucia.es/.

Destaco sólo unos párrafos :

"Teníamos un foro de debate en Andalucía, un ágora libre donde, desde el más absoluto respeto mutuo, nos íbamos conociendo y enriqueciendo. Sin seudónimos (nicks, que dicen ahora), exponíamos nuestras ideas o, simplemente, nos animábamos a participar más activamente en la construcción de nuestro nuevo proyecto político."

"AL CONSEJO DE DIRECCIÓN:

La noticia de que ese Consejo ha ordenado el cierre del Foro “Lo que nos une-Andalucía” sin ofrecer explicación alguna sobre los motivos de dicha orden nos deja perplejos a muchos de los que hacíamos uso libremente de dicho foro virtual como un espacio para el debate político y el intercambio de ideas."
...
Por todos estos motivos les ruego reconsideren su decisión, y si persisten en ella, al menos acompáñenla de las razones que justifiquen tal medida de modo que los que también integramos UPyD y participamos en dicho Foro podamos, si no compartirla, al menos comprenderla."


También vale la pensa leer esta Carta abierta a Rosa Díez, donde, por cierto, se recuerda que en el foro cerrado participaban cerca de 200.

javiergom | 16 de junio de 2009, 19:23

Totalmente de acuerdo contigo, Mª Cruz. Sabes que hemos coincidido en varios foros en nuestros planteamientos y, precisamente por ellos, he decidido darme de baja en el partido aunque todavía no haya hecho el trámite oficial que éste exige.

Muchos de los motivos que tu relatas, y otros más personales, se hallan en mi carta abierta a Rosa Díez (http://libertad-liberte-freedom.blogspot.com/2009/06/carta-abierta-rosa-diez.html)
que ha resultado ser una más de muchas similares que pueden encontrarse en la red.

¿Merece la pena seguir peleando por este partido? Me gustaría conocer tu opinión al respecto.

En cualquier caso, os deseo mucha suerte a todos aquellos que estáis dispuestos a pelear por la regeneración de UPyD (¡con apenas dos años de vida!).

Funes Memorioso | 16 de junio de 2009, 20:26

Lois (16 de junio de 2009, 7:21)

"Las declaraciones de intenciones son gratis."

Ni una coma añado. Pero esto vale para todos. Por eso hay que vigilar en concreto -¿cómo si no?- que la promesa de regeneración democrática con que UPyD se lanzó a la arena pública no sea más que ruido. Mal se compadece la propaganda con ciertas actitudes de la dirección(*).

Para dejarlo absolutamente claro: la violación de derechos -como el incumplimiento de acuerdos, reglas o leyes- nunca sucede en abstracto. Son acciones concretas las que los contravienen.

Saludos.

(*) Sobre el cierre del foro, y esto que dice:

"... el foro estuviera usando / usurpando el nombre de UPyD"
"Así que he interpretado que... la cuestión de verdad era el uso de un nomre, o cualquier otro problema legal."


Son detalles inevitables para evaluar lo sucedido:

El nombre del Foro era "Lo que nos une-Andalucía”.
Su dirección: http://www.foroandalucia.es/.

Destaco sólo unos párrafos :

"Teníamos un foro de debate en Andalucía, un ágora libre donde, desde el más absoluto respeto mutuo, nos íbamos conociendo y enriqueciendo. Sin seudónimos (nicks, que dicen ahora), exponíamos nuestras ideas o, simplemente, nos animábamos a participar más activamente en la construcción de nuestro nuevo proyecto político."

"AL CONSEJO DE DIRECCIÓN:

La noticia de que ese Consejo ha ordenado el cierre del Foro “Lo que nos une-Andalucía” sin ofrecer explicación alguna sobre los motivos de dicha orden nos deja perplejos a muchos de los que hacíamos uso libremente de dicho foro virtual como un espacio para el debate político y el intercambio de ideas."
...
Por todos estos motivos les ruego reconsideren su decisión, y si persisten en ella, al menos acompáñenla de las razones que justifiquen tal medida de modo que los que también integramos UPyD y participamos en dicho Foro podamos, si no compartirla, al menos comprenderla."


También vale la pensa leer esta Carta abierta a Rosa Díez, donde, por cierto, se dice que en el foro cerrado participaban cerca de 200.

Manuel | 16 de junio de 2009, 21:35

Javiergom

Totalmente de acuerdo con lo que dice usted en el enlace que pone. En el año que yo milité en UPyD, ni una sóla vez se debatieron temas de programa ó ideológicos en las reuniones de afiliados.

Cuando UPyD presentó en el Congreso la proposición para modificar la Ley Electoral y propuso la comunidad autonoma como circunscripcion electoral- lo que hace imposible las listas abiertas y no bloqueadas-, se me empezó a caer la venda de los ojos.

Leopoldo Acal | 17 de junio de 2009, 10:19

Os deseo lo mejor.
Pero mucho me temo que la voluntad mayoritaria en UPyD no está por la democracia, sino por los intereses particulares.

Es una pena que no pudiésemos trabajar juntos antes.
Muchas personas valiosas han ido dejando el partido por los mismos motivos, sintiéndose engañados.

Lola | 19 de junio de 2009, 13:24

Acabo de encontraros! por fin! sabia que habia gente que pensaba como yo en upyd! que sola me he sentido... estaba a la espera del congreso para darme de baja, pero ahora estaré atenta a ver que ocurre, quiza salga una nueva corriente fuerte y democratica sera posible?
Saludos cordiales!